Punción seca. ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

Punción seca. ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

La punción seca es una técnica de fisioterapia semi-invasiva que utiliza agujas de acupuntura para tratar ciertas dolencias, sobre todo el síndrome de dolor miofascial.

Síndrome de dolor miofascial

El síndrome de dolor miofascial es el conjunto de signos y síntomas originados en los puntos gatillo miofasciales (PGM), siendo el PGM un nódulo localizado en una banda tensa formada por las fibras musculares.

Puede dar lugar a dolor referido característico, hipersensibilidad a la presión referida, disfunción motora y fenómenos autonómicos.

Los puntos gatillo pueden producirse por múltiples causas, como movimientos repetitivos, posiciones acortadas de la musculatura mantenidas, traumas acumulativos, o posiciones mantenidas.

Hay tres  factores perpetuantes de los puntos gatillo miofasciales que son:

  1. Mecánicos: dismetrías de MMII, pie de morton, disfunción somática, ergonomía de trabajo, etc.
  2. Nutricionales: déficits de Vit B1, B6, B12, Vit C, Ac. fólico, Ca, K, Fe.
  3. Metabólicos: Hipotiroidismo.

Con respecto a los tipos de puntos gatillo, se diferencian diferentes tipos.

Activos: son aquellos que son siempre dolorosos, responden a la presión, extiende el dolor a zonas alejadas de la palpación y no permiten un estiramiento completo de la musculatura.

Latentes: presentan banda tensa y punto hipersensible pero solo duele a la palpación.

Centrales: aquellos que se encuentran cerca del centro de la fibra muscular.

Clave: responsable de la activación de otros puntos gatillo (los satélite).

Satélite: aquellos puntos gatillo que son activados por el punto gatillo clave.

 

¿Qué es la punción seca?

Como mencionábamos al comienzo del artículo, la punción seca es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas de acupuntura para presionar y contraer el punto gatillo, desactivándolo para así disminuir el dolor que producen.

En la punción seca no se introduce en el cuerpo ninguna sustancia.

Las técnicas de punción seca se pueden diferenciar en dos grandes grupos: la punción superficial y la punción profunda.

La punción superficial consiste en la introducción de la aguja a nivel subcutáneo, a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar al músculo, mientras que la punción profunda, la aguja debe llegar al punto gatillo, utilizando agujas de diferentes tamaños dependiendo de la profundidad del músculo a tratar.

Dentro de la punción profunda hay diferentes técnicas, como la técnica de Hong o la técnica de estimulación intramuscular de Gunn.

 

¿Hay contraindicaciones?

Las contraindicaciones de la punción seca son escasas, siendo la mayoría relativas, pero las hay, siendo las siguientes:

Contraindicaciones absolutas:

  • Miedo del paciente a las agujas.
  • Punción profunda en pacientes con alteraciones de coagulación.

Contraindicaciones relativas:

  • Miedo relativo a las agujas, Coagulopatías o tratamiento con anticoagulantes.
  • Inmunodepresión o inmunosupresión, linfadenectomías, hipotiroidismo.
  • Niños; contraindicación vinculada directamente a la primera contraindicación citada (miedo a las agujas).
  • Punción sobre zonas de la piel que presenten algún tipo de herida o cicatriz, enfermedades dérmicas como psoriasis o infecciónes, máculas, o tatuajes.
  • Alergia a los metales (especialmente al níquel). Se pueden emplear agujas de otros materiales (de oro o revestidas de teflón).
  • Punción profunda en mujeres embarazadas, especialmente durante los primeros 3 meses del embarazo, y después de este periodo, siempre y cuando la zona a tratar pueda afectar al feto.

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.