Planificación de la temporada deportiva

 

Planificación-Deportiva

 

 

La planificación es el pilar fundamental para la preparación física, por lo que vamos a ver los períodos de los que consta.

La temporada deportiva se divide en 3 períodos principales a lo largo del año, en los cuales irán variando las cargas de trabajo (volumen, intensidad, tipos de ejercicios, etc.) con el fin de obtener el máximo rendimiento en el momento de las competiciones más importantes de la temporada.

Los 3 periodos son:

  1. Periodo preparatorio: Consiste en construir una base sólida para que más adelante podamos trabajar sin problemas. Se realizarán ejercicios con una gran base aeróbica, mucho volumen (horas de entrenamiento) y una baja intensidad. Según vayan pasando las semanas dentro de este periodo, iremos variando los entrenamientos para pasar paulatinamente a entrenamientos de menos volumen semanal (cantidad de horas) a entrenamientos de “calidad” (una mayor intensidad).
  2. Periodo competitivo: Consiste en la puesta a punto final del deportista para las competiciones y en no perder la forma lograda anteriormente por culpa de un posible “sobreentrenamiento”. Es el momento en que más se utilizan los ejercicios de calidad y el volumen se encuentra en su punto más bajo. Es de vital importancia tener en cuenta las sesiones de ejercicios regenerativos, salidas de baja intensidad para recuperar tras una competición o un entrenamiento de calidad muy exigente.
  3. Periodo de transición: En este periodo disminuye tanto el volumen como la intensidad, y marca el cambio de temporada en el que el deportista tendrá un descenso del rendimiento de forma controlada. Se realizarán ejercicios generales y otros deportes, buscando tanto el activar musculatura que no utilicemos en nuestra práctica deportiva habitual como un despeje psicológico del deportista.
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.