Malos hábitos ciclistas

Malos hábitos ciclistas

En éste post voy a comentar varios malos hábitos ciclistas que muchos de nosotros tenemos o hemos tenido en algún momento y deberemos de evitar.

El primero de los malos hábitos es no comer encima de la bicicleta o durante nuestras salidas. Es muy importante ir comiendo y bebiendo de forma regular durante nuestras salidas en bici.

El ir comiendo de forma regular nos permitirá tener un rendimiento constante.

Evitar en las salidas largas las pájaras o el llamado tío del mazo y algo bastante importante también, no llegar a casa con ganas de darnos un atracón.

Es clave no arrasar con la nevera tras nuestros entrenamientos.

Sobrepasar la rueda del ciclista que llevamos delante. En el ciclismo es importantísimo saber ir a rueda y movernos con soltura rodeados de ciclistas.

En muchas ocasiones en lugar de ir pegados a la rueda de delante. Sobrepasamos ésta y es una situación de bastante riesgo, ya que puede ocurrir el llamado “afilador” y provocar una caída.

Malos hábitos ciclistas: el afilador
Posición en la que se puede sufrir el “afilador”

Falta de constancia. Si nuestro objetivo es ir mejorando nuestro rendimiento encima de la bicicleta la constancia es vital.

La inconsistencia es la principal causa del estancamiento en el rendimiento de los deportistas y esto se puede dar por dos causas.

Puede ser que entrenemos con asiduidad pero siempre entrenando aquello que en el día nos apetezca.

Éste método, en un principio mejorará nuestro rendimiento, pero tras una fase inicial de mejora entraremos en el estancamiento.

También puede ocurrir que los fines de semana hagamos salidas extremadamente largas e intensas.

Éstas salidas si no estamos preparados nos imposibilitarán entrenar el resto de la semana por la fatiga generada.

Siempre va a ser mejor una constancia en la que por ejemplo entrenemos 5 días a la semana 1 hora por día con sesiones de entrenamiento organizadas que hacer una única salida de 5 horas a tope.

Por último quiero destacar la importancia de vestirnos de forma adecuada para nuestros entrenamientos.

Tanto si no nos abrigamos lo suficiente, como si nos abrigamos de más tendremos problemas.

Va a ser muy importante llevar diferentes capas de abrigo que nos podamos quitar y poner y llevarlas guardadas sin problemas para completar así nuestro entrenamiento sin problemas de deshidratación (abrigados de más) o hipotermias (seguir vistiendo de corto en invierno).

Si estás interesado en seguir un plan de entrenamiento organizado y adecuado a tus necesidades os invito a ver mis planes de entrenamiento personalizado para principiantes o avanzados

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.