Los errores más comunes a la hora de entrenar en ciclismo

Los errores más comunes a la hora de entrenar en ciclismo

1. Entrenar siempre solo.

Siempre que sea posible es recomendable salir con más personas, si es posible de un nivel similar, para hacer las sesiones de entrenamiento más amenas y así poder alargar cada vez más las sesiones de entrenamiento sin caer en el aburrimiento. Pese a ésta recomendación, siempre habrá días en los que el entrenamiento será más específico y es preferible ir solo a entrenar.

2. Entrenar siempre a pulsaciones altas.

Es muy común el caso de una persona que empieza a entrenar y siempre sale y va a lo que aguanta para ver lo que va avanzando con sus entrenamientos, pero un entrenamiento sin variabilidad de estímulos se convierte en monótono y no se crean las adaptaciones fisiológicas necesarias para que tu organismo mejore.

3. Entrenar de fin de semana en fin de semana.

Para que un plan de entrenamiento funcione deben de haber al menos 4 sesiones de entrenamiento semanales, por lo que el que es ciclista exclusivamente social de fin de semana seguramente esté estancado en su nivel físico por mucho tiempo.

4. No descansar.

Al igual que son muy importantes las sesiones de entrenamiento, también lo es el descanso ya que lo llegaremos a tomar en cuenta como parte del entrenamiento. Se debe de encontrar el equilibrio perfecto entre entrenamiento y descanso para aumentar lo máximo posible nuestro rendimiento sin caer en el sobreentrenamiento.

5. Solo subir puertos.

La temporada debe de estar organizada en bloques y saber cuando tocan esfuerzos más exigentes o solo salir a rodar, etc. Si combinamos el solo subir puertos con el ir a pulsaciones altas es otra combinación que nos llevará al fracaso. En la variabilidad de estímulos está la clave.

6. Alimentación.

En los entrenamientos largos la alimentación es clave para poder dar nuestro 100% durante toda la sesión, por lo que deberemos de comer algo a partir de la primera hora es recomendable comer algo a cada hora (medio plátano, un bocado a una barrita, frutos secos…)

7. Hidratación.

Si se espera a tener sed para beber, es muy probable que ya haya entrado el organismo en deshidratación. Se debe de beber poca cantidad de una forma continuada como por ejemplo un sorbo cada 15 min. siempre aumentando la ingesta los días más calurosos.

8. Ser muy estricto.

Todo debe ser cuidado y cada entrenamiento cuenta, pero ojo, sin caer en la obsesión, no somos profesionales y tenemos más obligaciones que andar en bicicleta. Siempre debes de hacer por cumplir tus objetivos pero evitemos la obsesión y la frustración. Si un día se complica la cosa, borrón y cuenta nueva y a seguir con los entrenamientos.

9. No competir.

Para mantener la motivación a flote son muy importantes las metas, y para mi no hay nada como fijarme una marcha en el calendario.

10 Competir demasiado.

Un exceso de competiciones lleva a un estrés excesivo al organismo aparte de entrar en un bucle en el que ya casi no queda tiempo para entrenar debido al tiempo de recuperación necesario tras las carreras.

One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.