Lesiones partes blandas: agujetas, calambre, contractura, sobrecarga

Lesiones partes blandas: agujetas, calambre, contractura, sobrecarga

Es muy común en ámbitos deportivos el escuchar que alguien tiene agujetas, o que tal jugador no va a jugar por una sobrecarga o que alguien tiene una contractura que no le deja rendir bien pero a la hora de la verdad no quedan realmente claras, ni la gente lo sabe mucho, el qué es cada una de éstas distintas lesiones, por lo que vamos a ver qué es cada una de ellas:

Agujetas:

Las agujetas son microlesiones fisiológicas a nivel celular y de tejido conectivo. Se dan en caso de esfuerzos intensivos y poco habituales, siendo más acusado si el trabajo es excéntrico. Aparecen las molestias a las 24-48 horas post-ejercicio y pueden acompañarnos de 5 a 7 días. Como tratamiento para las agujetas será muy recomendada la crioterapia, los estiramientos suaves, y repetir el mismo ejercicio que las provocó pero con una menor intensidad.

 

Calambre:

Un calambre es una contracción tetánica involuntaria, dolorosa y pasajera de ciertas fibras musculares. Se deben a un déficit circulatorio y provoca impotencia funcional inmediata, siendo doloroso en reposo, en contracción y en el estiramiento. Para la aparición de los calambres influye la pérdida de electrolitos pudiendo ser provocados por un trabajo muscular excesivo en anaerobiosis. Como tratamiento se deberá de estirar el músculo en el momento del calambre, hidratación con bebidas ricas en electrolitos, la crioterapia y el masaje.

Captura de pantalla 2015-07-18 a las 23.28.19

Contractura:

Una contractura consiste en un estado de contracción permanente e involuntario de un grupo de fibras musculares por una alteración en el ritmo normal de contracción-relajación por trastornos bioquímicos (consecuencia de trajo excesivo, cansancio, etc.). Si sufres de contracciones es conveniente acudir al fisioterapeuta para aliviar esa molestia y seguir rindiendo rápidamente en nuestra vida deportiva.

Captura de pantalla 2015-07-18 a las 23.38.02

 

Sobrecarga:

La sobrecarga es la expresión de un esfuerzo exagerado, crónico y que limita el rendimiento. El deportista se siente duro, poco flexible y con dolor generalizado, pudiendo derivar en contractura si no se trata bien. Lo mejor para combatir la sobrecarga es el seguir tu plan de entrenamiento organizado y respetar los descansos a la vez que cuidamos las medidas de restitución física post-esfuerzo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.