Entrenamientos por potencia. ¿Sabes cómo funcionan?

Entrenamientos por potencia. ¿Sabes cómo funcionan?

Cada vez se habla más de los entrenamientos por potencia, escuchamos a los ciclistas profesionales y comentaristas hablar de potenciómetros y datos de potencia y vatios/kilo, incluso a gente en las grupetas de los domingos, pero ¿sabes realmente como funcionan los entrenamientos por potencia y que significan los datos que nos dan?

En primer lugar debemos de familiarizarnos con los datos más significativos que podremos encontrar en cualquier medidor de potencia, siendo vital para poder leer con exactitud los resultados tras un entrenamiento o competición.

Datos más importantes:

Los datos más importantes que nos da un potenciómetro son:

FTP: el FTP consiste en la máxima potencia media que puedes desarrollar a ritmo constante durante una hora. Establece el umbral de trabajo sobre el que se crean las zonas de trabajo en un plan de entrenamiento.

Potencia media: es el primer dato que puede inducir a error, ya que suele ser el primero que se mira nada más terminar un entrenamiento pero es un dato que no suele reflejar el trabajo que ha supuesto el entrenamiento o competición en su conjunto, a no ser que haya sido un entrenamiento constante y sin interrupciones en el esfuerzo, como podría ser una crono de 1 hora. El dato más relevante para ver el esfuerzo que ha supuesto un entrenamiento en su conjunto es el que vamos a ver a continuación.

Potencia normalizada (NP): Como hemos dicho en el párrafo anterior, es el dato más fiable para valorar el coste fisiológico real que ha supuesto la salida. La potencia normalizada lo que hace es promediar los datos registrados sin tener en cuenta las aceleraciones o los picos de potencia. Por lo que un entrenamiento de intervalos, aunque tenga una misma potencia media que un entrenamiento constante, la potencia normalizada será mayor, siendo un dato más real a la percepción del esfuerzo y gasto fisiológico.

Intensidad funcional (IF): la intensidad funcional es el dato que cuantificar el porcentaje al que se ha realizado el entrenamiento o carrera, siendo la potencia normalizada dividida por el FTP.

IF = NP/FTP

El valor de referencia de la intensidad funcional es de 1.0, por lo que si al volver de un entrenamiento ves que la IF es de 0,60, quiere decir que ha sido un entrenamiento realizado al 60% de intensidad. Con la IF se podrá ver la evolución en loos entrenamientos.

Si el valor es superior a 1.05 nos indica que el FTP ha aumentado por lo que hemos mejorado el rendimiento y es hora de hacer un nuevo test para ajustar las zonas de entrenamiento.

Training Stress Score (TSS): Con el entrenamiento basado en la potencia se puede cuantificar el estrés fisiológico que ha supuesto un esfuerzo para poder así conocer mejor el periodo que se necesitará de recuperación. El TSS tiene en cuenta la intensidad funcional y la duración del entrenamiento. Allen y Coggan establecieron un tiempo de recuperación según los puntos TSS los cuales se pueden ver en la siguiente tabla:

Tiempos de recuperación según los puntosTSS

Éstos son los datos más relevantes para defendernos a la hora de entender los resultados de un entrenamiento basados en la potencia, en un próximo artículo veremos los diferentes tipos de potenciómetros que podremos encontrar en el mercado, los cuales no son baratos, pero hay una gran horquilla de precios.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.